+34 603 635 669 consulta@drjoancabello.com
 

Dr. Joan Cabello, traumatólogo especialista en cadera.

El contacto desde muy joven con los deportes de riesgo, tales como las artes marciales, el esquí o la bicicleta de montaña, hicieron que pronto fuera consciente de la realidad de las lesiones deportivas. Estas inquietudes me llevaron a estudiar la carrera de medicina y enfocar mis metas hacia la traumatología.

La práctica clínica actual de la cirugía ortopédica es cada vez más especializada y me ha llevado como traumatólogo a profundizar y dedicarme en exclusiva al estudio y tratamiento de los problemas de la cadera.

Soy experto en técnicas de cirugía protésica y de revisión de prótesis de cadera. También cuento con amplia experiencia en las últimas técnicas de preservación articular y lesiones deportivas en pacientes jóvenes, como por ejemplo la artroscopia de cadera. A su vez, estoy especializado en la traumatología de la pelvis y del acetábulo, y en infección osteoarticular y protésica.

Cuando entré a formar parte en 2016 del equipo iMove Traumatología en la Clínica Tres Torres, lo que más me sedujo fue el hecho de poder poner mi experiencia de años en cirugía de cadera, dentro de un grupo de trabajo multidisciplinar. iMove agrupa múltiples especialistas en los diversos campos de la cirugía ortopédica y la traumatología, en un intento de buscar la excelencia, y así dar la mejor respuesta a los problemas médicos de nuestros pacientes.

 

 

  • Nací en Badalona en 1966.
  • Me licencié en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona en 1990.
  • Me especialicé en Cirugía Ortopédica y Traumatología, por la vía MIR en el Hospital de Bellvitge de 1994 a 1999.
  • Soy doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona desde 2010.
  • Responsable de la Unidad de Cadera del servicio de COT del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona.
  • Formo parte de la Unidad de Cadera de iMove Traumatología.
  • Mi objetivo siempre es encontrar la mejor solución, individualizada para cada paciente sin olvidar un trato afectuoso y humano de la persona.